jueves, 23 de julio de 2009

LISTA DE ACTORES QUE ODIO

Los que me conocen dicen que yo odio muchas cosas. Y tienen razón. Aunque Odio puede ser una palabra muy fuerte, más bien es que no aguanto o soporto muchas cosas, supongo que como todo el mundo, lo que pasa que yo no me las callo.

Pues sin utilizar la palabra odio, os haré un pequeño ranking de los actores que no soporto.

Empiezo por el 10 por que así parece que la cosa va teniendo más emoción a medida que avanza la cuenta atrás. Aunque dándole un poco a la ruedecita del ratón se ve enseguida el número 1, pero en fin:


10.- Gary Busey: Quizás no os suene mucho su nombre. Es el malo malísimo que junto a Tommy Lee Jones le hacían la puñeta a Steven “Carapalo” Seagal en “Alerta Máxima”. Más que no soportarlo lo que me da es una grima impresionante. Con esa cara que parece de goma y esa expresión de “no chupo limones, los mastico directamente”. Aggg, no lo soporto.


9.- Roberto Benigni: Este espagueti pigmeo estuvo bastante de moda con aquella chorrada que todo el mundo adora: “La vida es bella”. Una historia tramposa y más falsa que un euro con la cara de Popeye. No hacía más que el gamba, como siempre, pero como había un crío entre tanta maldad, a la gente se le enterneció el corazón con semejante panfleto propagandístico. Ya al recoger el Oscar demostró seguir siendo el mismo gamba que es cuando interpreta, perdón, que no interpreta. Roberto Benigni es Roberto Benigni haciendo de Roberto Benigni. Nos quiso vender la misma moto pintada de otro color en “El tigre y la nieve”, menos mal que aquí la gente prefirió irse en autobús.


8.- Tom Green: Este impresentable se hizo famoso como cómico en la (modo ironía) inteligentísima cadena MTV. Gracias a esto alcanzó cierta popularidad y apareció en aquella mier... película titulada “Viaje de pirados”, donde hacia de pirao, papel que no le costó mucho interpretar porque para mí que hacia de himself. Luego él mismo escribió, produjo y protagonizó una bazofia titulada “Freddy el colgao”, como veis títulos que definen su simpleza como espécimen humano. Con esta peli creo recordar que consiguió cuatro o cinco Razzies (premios antioscar). Luego se casó con Drew Barrymoore –otra que igual baila- y lo enchufó en aquel otro peliculón que fue “Los Ángeles de Charlie”, otra vez hacía el gilipollas con mucha soltura, y es que la veteranía es un grado.


7- Adam Sandler: Éste ya os suena más. Como otros tantos cómicos americanos, se hizo famoso tras su etapa de monologuista; como si aquí en España los que salen en Paramount Comedy, delante de un muro de cartón piedra, se creyeran actores. Se labra su carrera protagonizando dudosas comedias que –por lo menos a mí- no hacen ni una pizca de gracia. Intenta explorar su faceta más profunda como actor alternando comedias menos absurdas y románticas, como por ejemplo “50 primeras citas” o “Un papá genial”, donde no sale de su encasillamiento de eterno adolescente tipo desastre, que creerá que enternece a las féminas despertándoles su instinto maternal, consiguiendo despertar solamente arcadas en mi persona cuando veo que se anuncia otra “comedia” suya.


6.- Matthew Maconagiu: He de admitir que semejante individuo sólo despertaba en mí indiferencia antes de 2005. ¿Qué pasó ese año? Que se estrenó “Sahara”, adaptación de una de mis novelas favoritas. Y el tipo éste interpretó a uno de los personajes más interesantes de la literatura de aventuras, que podría haberle echado la pata al mismísimo Indiana Jones. La imagen que tenía yo en mi mente del intrépido Dirk Pitt no podría haber estado más en las antípodas del fanfarrón rubiales éste. Desde entonces ya me cayó gordo, y posteriormente, aparte de no haber hecho una película digna de mención, se prodiga más en las revistas del corazón, enseñando la tableta de chocolate que actuando. ¿Envidia por que esté buenorro?, para nada, el 99% de los tíos están más buenos que yo, y no voy dedicándoles listas chorras.


5.- Jim Carrey: De éste poco puedo contar que no sepáis. Y es que dentro de los payasos cinematográficos, es el más reconocido. Una vez vio una película de Jerry Lewis, y delante del espejo pensó “yo también me puedo ganar la vida haciendo el imbécil” y vaya si lo consiguió. En la mayoría de sus películas se limitan a cambiar los escenarios, yo creo que no lee ni el guión, el director lo pone en su marca y le dice “Imagina que un cangrejo se te ha enganchado en un huevo”. Y ya cuando interpreta papeles dramáticos, da más risa aun. Qué sí, que me diréis que ha hecho alguna película que está bien, pero no tanto para redimirlo ante mí, qué queréis, soy exigente. Aunque sí estuvo bien en una ahora que me acuerdo. Aparecía haciendo de yonqui en “La lista negra”, moría por sobredosis, que feliz me hizo ese momento.


4.- Ben Stiller: Esto se pone interesante. Y es que de este elemento tendría para una sola entrada. Es verlo y venirme a la mente esa escena de “Algo pasa con Mary” donde se la cascaba antes de abastecer de gomina a la susodicha del título. Con él me ocurre lo mismo que con quien encabeza esta lista, Gary Busey, me da mucha grima. No me explico cómo las co-protagonistas le besan sin cláusula en el contrato, o algo de eso, para que luego le hagan una limpieza bucal y un lavado de estómago. Es de los que abundan en esta lista que se hicieron actores posteriormente de haber triunfado como cómicos. Tampoco consigo entender cómo con ese tipo hurón con chepa que tiene, y esa cara de pajillero consigue que lo soliciten en grandes producciones para que pase noches en el museo, ser yerno de Robert De Niro e hijo de Dustin Hoffman. Supongo que estar medio chepao le trae suerte, por que éste si que con los papeles dramáticos ni lo intenta. Sinceramente, creo que realiza el método Estanislavski a la perfección, hace una regresión a cualquier día de su vida, y le sale perfectamente el papel de boniato.


3.- Will Ferrell: Nicole Kidman se estaría retorciendo en su tumba, si no estuviese viva aún, al recordar que protagonizó junto a éste “Embrujada”. Y si ya se hizo famoso a través del pretencioso programa “Saturday Night Live”, como la mayoría de sus compañeros, haciendo humor preadolescente que abochornaría al mismismo director de “El regador regado” por su simpleza, podéis haceros una idea de su filmografía, donde el papel más inteligente que ha encarnado es “Elf”. Cuando lo veo en la pantalla me pregunto cómo ha llegado ahí y a ganar millones. Hace menos gracia que la declaración de la renta, y si por algo debiera pasar a la posteridad sería por personificar a la perfección la vergüenza ajena.


2.- Owen Wilson: Bueno, aquí ya es pa mear y no echar gota. Porque aparte de no soportarlo en el cine, se suma lo de la grima, vamos, un cóctel explosivo. También se ha hecho famoso por hacer de descerebrado, pero lo peor de todo es que vaya de guapo, y todo ¡¡¡ porque es rubio!!! La primera vez que lo vi pensé que esa nariz era postiza, y ahora, cada vez que lo vuelvo a ver, lo único que pienso es que esa nariz es postiza. ¿soy el único que se ha fijado en su nariz? Es que a veces me da esa impresión, cuando aparece en pantalla, los que me rodean no comentan nada, y yo solo quiero gritar ¡¡¿es qué no veis su nariz?!! En 2006 intentó suicidarse cortándose las venas, no seré cruel, tranquilos, no deseo la muerte a nadie. Pero hubiese sido un buen punto de inflexión para plantearse el dejar su carrera, igual con un poco de suerte, Ben Stiller, por solidaridad hacia su amigo, también la hubiera podido abandonar.


1.- Ben Affleck: Para los más allegados a mí no será ninguna sorpresa que en el número uno de este ranking aparezca este petulante ser. Más de una vez me he propuesto crear una plataforma anti Ben Affleck para ver si de una vez deja de aparecer en películas, y como habréis leído, he dicho “aparecer en películas”, porque no ha actuado en su vida. Se limita a pasearse por la pantalla, procurando no tropezar con la cámara, pensando “que guapo soy”. Lo que más me duele es que haya sido nominado alguna vez tanto al Oscar como al Globo de oro, consiguiéndolo incluso en una ocasión, lo que resta toda credibilidad a dichos premios. También ha conseguido varios Razzies, seguramente más merecidos que los anteriores. Cuando se encuentra “interpretando” alguna escena dramática, me recuerda a mi sobrina cuando ha hecho alguna trastada y no quiere admitirlo haciendo pucheros: “que yo no he sido, snif, snif”. Un gran misterio que este sujeto siga haciendo películas. Hay buenos actores que se retiran, como Daniel Day Lewis, para hacer zapatos; ¿por qué no se retira Ben Affleck paraa hacer puñetas?


Odio, perdón, no soporto a muchos más, pero tampoco es plan de crear una imagen de mí ante los demás de una especie de Mr Scrooge que se subiría con un rifle a un campanario de Hollywood.

Podéis añadir a la lista aquellos a los que tampoco soportáis, así tendré algo que alegar frente al juez...

8 comentarios:

  1. ¡DIOSS! ¡Qué "jartá" a reir! XDDDDD Tienes toda la razón, todos los que aparecen en tu lista se merecen ser odiados. Cuando vi el título y pinché para que se abriera la ventana pensaba: Como no aparezca Ben Affleck no se lo perdonó. Así que no veas lo feliz que me haces poniendo a esa "cosa" en el número uno. Yo creo que junto a Ben Stiller (otro que tal baila) y Jorge Sánz (yo le pondría en esta lista con mucho gusto) podrían ganar un premio al mejor decorado. ¡Y que ganen tanta pasta y que hayan actorazos comiéndose los mocos...! Qué triste es la vida... Por cierto Juanje, ¡yo también me he fijado en la nariz de Owen Wilson! (podríamos hacernos unas chapas con esa frase, jaja).

    ResponderEliminar
  2. Amanezco malhumorada y me asomo a leer ar caba. Y encuentro esta entrada y me entra una alegría por la boca que me cambia el semblante...mira que eres divertido!! Voy a pasarlo a los amigos. Alivio

    ResponderEliminar
  3. Creo que has sobrevalorado a Roberto Begnini poniéndolo en el número 9. Necesita una categoría para él solo: digamos el número 0. Me entraron ganas de matarlo en "La vida es bella" y también en la entrega de los Oscars...sólo tenía que callar en algún momento! pido tanto? XD

    ResponderEliminar
  4. Vine buscando algo sobre la acartonada actuación de Ben Affleck... ¡y me encuentro con que tiene el puesto número 1! Impresionante :)
    PD: Yo sabía que ese Wilson tenía algo y ahora me lo dejaste claro: ¡lo que me extrañaba siempre no era su flequillo al costado, sino su nariz! Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Me olvidaba: siempre pensé, además, que Will Ferrell era el batero de los Peppers :P

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, muy bueno Hugo lo de Will Ferrell, tienes toda la razón.

    ResponderEliminar
  7. Eres buenísimo, ahí lo dejo!
    jajajajajajajaja

    ResponderEliminar
  8. me parece k will ferrel merece un primer lugar por k sus peliculas dan sueño y se kiere creer adam sandler (a mi si me parece chistoso el, no se como ese bastardo es famoso

    ResponderEliminar